¿Por qué cada vez hay más interpretes de idiomas en España?

Los intérpretes pertenecen a una profesión de larga tradición en la historia. Hunde sus raíces en la necesidad de comunicarse entre personas que hablan distintos idiomas. Es una solución imperfecta pero con pocas alternativas a la Torre de Babel que forman las distintas herencias lingüísticas del mundo. La globalización y el comercio internacional reclaman estos servicios de una forma intensa y permanente.

El conocimiento profundo del idioma materno y de otro con el que se hace de puente es una exigencia compleja. Las responsabilidades asumidas al interferir entre la conversación, a menudo de carácter privado, son muy grandes. El reconocimiento universitario de esta actividad ha cubierto de contenidos académicos estos requerimientos.

Sobre el ejercicio profesional y los antecedentes

Los intérpretes de idiomas llegan a esta profesión por una formación que incluye disciplinas muy diversas. Entre ellas la lingüística, la gramática completa de una lengua extranjera, las habilidades para hacer natural el paso de una lengua a otra. También son importantes conocimientos de cultura general muy amplios para dominar los contextos en que se puede desarrollar una conversación. Al final, como puedes imaginar, la experiencia en el ejercicio de esta profesión llega a allanar las dificultades de esta actividad.

Los intérpretes jurados han sido durante décadas los profesionales más reconocidos en este ámbito laboral. En el ambiente judicial y diplomático siempre han tenido un campo de desarrollo profesional muy fecundo. El mundo de los negocios también han demandado profesionales competentes, versátiles y discretos.

El intérprete de idiomas vierte el contenido del discurso de un hablante a otros interlocutores en un idioma distinto, por lenguaje oral o de signos. Existen dos modalidades de dar forma a esta interpretación: puede ser consecutiva o simultánea. La experiencia profesional ha establecido normas universales sobre tiempos máximos de trabajo consecutivo y la preparación previa que se exige. Seguro que entiendes que no es lo mismo hacer de intérprete en el cierre de un negocio, en una conferencia científica o en un juicio.

Los traductores profesionales deben mantener un contacto vivo con dos culturas y ser capaces de dar cuenta de cada una desde la otra. Siempre es más fácil llevar los contenidos de una lengua extranjera a la propia, pero no se ha de descartar el sentido inverso. Los matices que puede encerrar una expresión se pueden perder en una buena traducción. Lo que nunca debe es traicionar el pensamiento o la intención expresados por el interlocutor al que se le presta este servicio.

La creciente necesidad de intérpretes en España

Debes saber que España es una importante sede comercial para muchas empresas. La actividad económica es la que impulsa decisivamente la necesidad de intérpretes. En un país con varias lenguas oficiales inmerso en un mercado europeo cada vez más unificado, se requiere una sólida asistencia lingüística.

El inglés cumple la función de lingua franca pero en muchos casos no es suficiente. La preferencia por la lengua materna hace que la redacción de documentos con relevancia legal se negocie del modo más cómodo para los interlocutores.

La apertura a mercados de Europa Oriental, de África o de Extremo Oriente reclama un acercamiento a nuevos ámbitos lingüísticos.

About

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies