Tipos de tinta para impresoras

Cuando tenemos que realizar cualquier tipo de trabajo de impresión digital, es importante utilizar la tinta correcta. Dependiendo de ello, podremos conseguir una mayor o menor calidad, resistencia al paso del tiempo y además, también un precio que se pueda adaptar al presupuesto que manejemos.

Por lo general, elegir marcas de calidad suele ser la mejor opción pero siempre que sean compatibles con la impresora que tenemos. Por ejemplo, los cartuchos de tinta Epson compatibles solo funcionarán con impresoras de esta marca.

A continuación, vamos a analizar los diferentes tipos de tinta que existen:

Tintas acuosas

Estas tintas, como su propio nombre indica, tienen su base en el agua, pero también disponen de unos pigmentos/tintes especiales para conseguir el color deseado. Los colores que consiguen son muy característicos y además, estamos hablando de un tipo de tinta bastante económica. Sin embargo, presentan el problema de que el color se suele perder con bastante facilidad.

Este tipo de tinta no es tóxico, ni cuando se está produciendo el proceso de impresión, ni después. Son inodoras y para conseguir que presenten un aspecto mejor, es importante aplicar un recubrimiento especial.

Se usan tanto para fotografías, para publicidad, para carteles, señalización, lienzos, incluso hasta para embalajes de alimentos.

Sin embargo, no se recomienda usarlas para exteriores por su pérdida de color.

Tintas de sublimación

Por otra parte, tenemos estas tintas que han sido pensadas para poder utilizarse en materiales especiales como el poliéster. Para utilizarlas, se necesitan impresoras adaptadas que tengan cabezales piezoeléctricos. Se transmite la tinta mediante el material aplicando calor.

Se usan más habitualmente para la impresión en textiles, superficies planas, fundas, en materiales como cristal, metal, madera, cerámica.

No se debe de utilizar en materiales que no tengan un recubrimiento especial.

Tintas solventes

El tercer tipo de tinta por excelencia. En este caso sí que se recomienda para su utilización en el exterior. Tienen la ventaja de ser muy duraderas y pueden combinar con soportes como papel o plástico.

Uno de los problemas que presentan es que pueden llegar a producir un olor muy intenso, tanto mientras se está realizando la impresión como una vez que se está secando. Tiene una vida útil que puede ser mayor de los 5 años.

No se recomienda para usar en interiores ni para envases de alimentos.

Tintas ecosolventes

Y terminamos con este tipo de tinta que tienen unos componentes menos peligrosos, son inodoros. Son recomendadas para poder usarse en lugares cerrados y tienen una duración aproximada de un par de años.

Como desventaja a considerar, la intensidad de los colores que se consigue no es tan pronunciada como con las tintas anteriores.

Además, se deben de usar en soportes que sean absorbentes porque de lo contrario, no se fijará y podrá desvanecerse con facilidad la tinta.

About

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies