Los peligros de la oruga procesionaria

ORUGA-PROCESIONARIA

ORUGA-PROCESIONARIA

Este año el calor ha llegado mucho antes de lo esperado, o directamente podríamos decir que no se ha llegado a ir, lo que ha provocado que las tradicionales orugas procesionarias se hayan dejado ver antes de lo previsto.

Normalmente suelen aparecer en lugares que cuenten con una abundancia de pinos,  lo que resulta especialmente peligroso para los más pequeños y para los animales, ya que mientras los primeros acostumbran a jugar en parques y a coger todo lo que se encuentran, los segundos pasan todo el día olfateando e investigando.

Las orugas procesionarias son unas larvas que proceden de las mariposas y que resultan muy peligrosas, y que suelen aparecer cuando las temperaturas nocturnas y de por el día se equilibran, siendo los peores meses del año marzo, abril y mayo. Lo que ha ocurrido es que este año las hemos comenzado a ver ya en el mes de febrero.

La única nota positiva es que se reconocen de una forma muy sencilla, ya que se encuentran en grandes nidos de color blanco situados en las zonas más altas de los árboles. De cada nido pueden salir hasta más de 100 orugas de este tipo, que caminan en forma de procesión, de ahí su nombre, en grupos que pueden ser realmente grandes.

Por ello es muy importante que si vas a sacar a tu mascota a pasear o vas a llevar a tu hijo pequeño al parque extremes las precauciones y lleves un cuidado especial durante estos meses. Deberías prestar atención a los árboles y fijarte en si hay rastro de ellas.

Principales síntomas

El contacto con una de estas orugas puede ser de diferentes tipos, ya sea directamente a través de la piel, del olfato, de la lengua o comérselas directamente en el caso de los perros.

En caso de entrar en contacto con la piel, suele provocar fuertes picores y rojeces que se alivian con pomadas especiales. El problema está en aquellos casos en los que los pelos de las orugas pueden llegar directamente a la nariz o a la boca, por ello incidimos en lo peligrosas que resultan para los más peques de la casa y para las más cotas, principalmente perros, que sabemos que tienen un pasión por olfatear todo lo que tienen delante.

Aquí habría que acudir rápidamente al médico o al veterinario para que les pusiesen una inyección que es fundamental para aliviar los síntomas.

avatar
About

POST YOUR COMMENTS

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR