Los grandes errores del comercio electrónico internacional

comercio

comercio

En los medios de comunicación han salido a relucir una enorme cantidad de artículos y vídeos que pretenden educar al internauta acerca del comercio electrónico, pues con el paso de los años, se ha masificado el uso de páginas web para realizar los intercambios comerciales a los que estamos acostumbrados, “digitalmente hablando”, como por ejemplo, la adquisición de bienes sencillos como música, libros, cupones y servicios; sin embargo, es común encontrar testimonios de usuarios que dejan en manos de este tipo de comercio a objetos más grandes y difíciles de transportar como ropa, calzado, hardware y hasta electrodomésticos para el hogar.

Y ante una forma de comercio que promete seguir creciendo hasta abarcar – que lo hace – productos tan básicos como la comida, es común preguntarnos, ¿hay seguridad en el proceso?, ¿cuáles son los riesgos a los que estamos sometidos?

Bien, para despejar un poco estas inquietudes, analizamos los que son considerados como los más grandes errores del comercio electrónico internacional.

Se abre la lista con esta premisa: “en internet no hay barreras” y aunque es posible aplicar esta afirmación en algunos pactos dentro de la red, es necesario recordar que frente a la compra de productos o la contratación de servicios en un país distinto al tuyo, hay normas que respetar pues cada nación goza de una legislación diferente. ¿El error? Ofrecer un servicio que viole la normativa de un país o cree disparidades entre cliente y comprador.

Por otro lado, tener una tienda online multi idioma no garantiza el éxito del negocio si no se personaliza la plataforma según los intereses del mercado que se desea tomar. En este caso, el error se presenta con la creencia de que hacerse con una página web traducida a varios idiomas es más que suficiente, cuando el comportamiento del cliente en México es muy diferente al comportamiento de clientes en China, por ejemplo.

Otro error muy común es obviar la potencia que se ha de sumar al sitio web para hacerlo lo más personalizado posible, así, veremos tiendas que carecen de complementos útiles para el cliente, pues se instalan aplicaciones de código abierto con sus funcionalidades básicas. Ciertamente, Opencart, Woocommerce, Zencart, Magento y Prestashop son gratis, pero es preciso construir el sitio de acuerdo a lo que se venda para facilitar todo el proceso de compra.

Considera factores como adaptabilidad, gestión y mantenimiento de plataforma, estrategias de venta, vigilar a la competencia y el empleo de tecnologías   avanzadas para que tu negocio online se vea libre de errores y presente su mejor traje de cara al cliente.

avatar
About

POST YOUR COMMENTS

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR