La industria móvil en España y su falta de inversión en fabricación de dispositivos

movil españa

La sociedad actual es una gran consumidora de telefonía móvil. De hecho las operadoras de telefonía y las empresas dedicadas a la fabricación de estos dispositivos generan anualmente grandes cantidades de dinero.

Teléfonos cada vez más modernos, con actualizaciones que sorprenden a propios y ajenos. Memorias cada vez más amplias, baterías que prometen más duración, cámaras que dejan obsoletas a más de un aparato fotográfico, se dan cita entre algunas de las características de los móviles actuales.

Tener un teléfono de última generación se ha convertido en un habitual. Jóvenes y adultos hacen colas ante las ofertas y la salida al mercado de nuevas marcas.

El hecho de la incorporación de Internet a la telefonía móvil ha despertado el interés de millones de personas y ha propiciado un consumo mayor del mismo. Tal es así, que resulta extraño el hombre o mujer que no tienen asociado su móvil a algún tipo de tarifa de Internet.

Los ciudadanos españoles son, de hecho, grandes consumidores de telefonía móvil, circunstancia que no pasa desapercibida para las teleoperadoras, con ofertas cada vez más competitivas y más adecuadas a un mercado que parece no decaer en ingresos.

Sin embargo, España no es un país que se caracterice precisamente por su inversión en la fabricación de dispositivos. Algunos lo achacan al auge de la industria china en nuestro país, ya que sin una inversión adecuada en la industria de la telefonía resulta muy difícil competir con este gigante de la tecnología.

A pesar de que el país ha conseguido hacerse con su propia marca en el mercado, BQ y de la conocida afición de los españoles por cambiar de móvil con bastante frecuencia, la industria móvil en España se ha desvanecido. Fábricas como Samsung, Alcatel o Motorola han ido cerrando sus puertas al no encontrar su hueco en el mercado español.

 

Sin ir más lejos, manifestaciones de unas y otras empresas relacionadas con el mundo de la telefonía han dejado constancia de que por muy español o europeo que sea el diseño de los celulares, la fabricación sigue siendo cosa del continente asiático.

Tal vez la solución al mercado español es seguir orientando las ventas al software y las aplicaciones, sectores que parecen adaptarse mejor a las infraestructuras de nuestro país. A pesar de lo que muchos plantear, para cambiar la situación actual de la industria móvil en España se necesitaría una gran inversión económica y un estudio minucioso de las posibilidades de éxito en el sector.

About

POST YOUR COMMENTS

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies