La importancia de crear tu propia tienda online

tiendas online

Las posibilidades que ofrece Internet son enormes

En los últimos tiempos, dadas las posibilidades y el auge que está viviendo Internet, es totalmente normal ver cómo la gran mayoría de negocios convencionales y comercios físicos han dado el paso y se han lanzado a Internet, creando su propia tienda online.

La crisis económica, los diferentes cambios del mercado, la evolución que ha vivido el marketing o el enorme ahorro económico que supone, son algunas de las claves que han llevado a que todos debamos plantearnos la posibilidad de estar en Internet. Y es que tan solo hay que echar un vistazo a los datos, que muestran que el comercio electrónico alcanzará nada más y nada menos, que los 191 millones de euros de ventas en 2016, y Europa será el continente que registrará un mayor número de ventas a través de Internet. Aquí es donde España tendrá un papel protagonista.

Mientras que la actual crisis económica ha hecho que los principales comercio registren unos resultados de venta mucho peores, lo cierto es que las ventas electrónicas se muestran como el mejor remedio para afrontar estas pérdidas. En España, las ventas online han registrado un crecimiento del 11%. Pero y esto parece que no va a hacer más que mejorar, ya que todo apunta a que será el país que más crecerá en cuanto a las ventas online en los próximos 4 años. Se prevé que tenga un crecimiento anual del 18% aproximadamente, lo que significaría un total de 9,2 millones de euros en 2016.

Pero además de las ventas, ¿cuáles son los beneficios de una tienda online?

Ahorro económico

Los costes de una tienda online serán mucho menores a los de un comercio convencional. Debes tener en cuenta que no deberás pagar por un alquiler, ni contratar empleados, ni pagar luz y agua. Lo único que necesitarás es tener una página web, ya que si te aprovechas de las ventajas del dropshipping, ni siquiera necesitarás almacenar tus productos.

No existen horarios

Cuanto tienes una tienda física, te tienes que limitar a los horarios de apertura y de cierre, mientras que en Internet no existen los horarios. Puedes vender algo a las 3 de la mañana de un domingo sin ningún problema. El consumidor es el que decide cuando comprar.

No hay limitaciones geográficas

Con una tienda online se acaban las limitaciones geográficas. Cualquiera que tenga un ordenador podrá acceder a tu tienda online, por lo que puede ser que tú seas de Madrid, y recibas un pedido de una persona que se encuentra en Sevilla. Para las ventas a países extranjeros, habría que comprobar las condiciones de cada negocio.

Puedes aumentar la visibilidad y patrocinar tu negocio

Cuando tienes una tienda física, las posibilidades de aumentar la visibilidad de tu negocio y de patrocinarlo son escasas, optando únicamente por los carteles publicitarios o la publicidad en prensa. Mientras que un negocio en Internet tiene presencia en las redes sociales, se puede aumentar su visibilidad con una marcada estrategia de posicionamiento SEO, se pueden hacer campañas de mail marketing…

About

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies